Canal Paseos visuales

Ensenada de Los Galápagos

  • Esta playa, al cobijo de Melilla la Vieja, es uno de los rincones más llamativos de la ciudad


A través de la Plaza de los Pescadores se llega a uno de los rincones más bellos de Melilla. Bajo la fortaleza del Pueblo se esconde una de las playas más bonitas de este litoral, la Ensenada de Galápagos.

En el año 2006 la remodelación llevada a cabo por la Ciudad Autónoma habilitó el acceso por el foso de Santiago, encontrando al final del camino el mar abierto con su fuerza y su belleza. Desde la Plaza de Armas, desde la Cuesta de la Alcazaba o desde el Museo Militar se puede contemplar esta pequeña cala, muy visitada en verano.

La Plaza de los Pescadores no es la única puerta de entrada. Los visitantes también pueden llegar por una escalera de madera situada bajo los jardines de la Alcazaba.