La accidentalidad de tráfico en Melilla desciende durante 2020: un 35.7% menos de siniestros con lesiones y un 24,7% con daños materiales

Dentro del plan anual de prevención, actuación y mejora de la siniestralidad vial, según los datos anuales facilitados por la sección de Atestados de la Policía Local de la Ciudad, se advierte una bajada en la tasa de accidentalidad durante el 2020.

En este sentido, los accidentes de tráfico con daños materiales fueron un 24,7% inferiores con respecto al número total de siniestros de esta modalidad de 2019 (Nº Total: 946 en 2019 y 712 en 2020), siendo también los accidentes de tráfico con resultado de lesiones / heridos un 35,7% menos con respecto al año 2019 (Nº Total: 375 en 2019 y 241 en 2020)

Se debe tener presente el sesgo de movilidad acaecido durante el periodo de 2020, como consecuencia de la pandemia COVID-19, que también contribuyó a la bajada en relación con el número de accidentados.

Como novedad en medio de transporte durante el último año, destacan los Vehículos de Movilidad Personal (VPM), constituidos especialmente por los patinetes eléctricos, siendo en los últimos meses una de las formas de desplazamiento preferidas por la ciudadanía, especialmente los jóvenes.

La prevención de la siniestralidad y la obtención de mejores índices de seguridad vial, es una de las tareas prioritarias de todas las instituciones relacionadas con el tráfico y la circulación. En consecuencia, todas las Unidades Operativas del Cuerpo de Policía Local y Agentes de Movilidad incrementan la vigilancia y control del tráfico rodado en todas las vías, siendo objeto de especial atención, los tramos de concentración de accidentes, centrándose en ellas las labores de vigilancia y prevención.

Teniendo como referencia la definición facilitada por la DGT de “Punto negro” , los tramos de concentración de accidentes se encuentran localizados en las vías con mayor densidad de tráfico.

Por último, las medidas orientadas a frenar la accidentalidad atenderán fundamentalmente a la vigilancia de factores como el uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil, exceso de velocidad, consumo de alcohol y/o drogas, uso del casco por conductores y pasajeros de motocicletas y ciclomotores, el uso indebido en la conducción de teléfonos móviles, auriculares, cascos, dispositivos electrónicos; así como la utilización, por parte de los peatones, de los lugares habilitados para cruzar la calzada y que otros usuarios de la vía como ciclistas, VMP, no crucen por las aceras y no se salten los semáforos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.