De Castro advierte de “la necesidad de herramientas jurídicas” para tomar medidas en caso de que no se prorrogue el estado de alarma

El presidente de Melilla se ha pronunciado hoy sobre el debate abierto en todos los territorios a raíz del anuncio del Gobierno de España de la posibilidad de no prorrogar más allá del 9 de mayo el actual decreto de estado de alarma, paraguas legal que permite en la actualidad todas las restricciones a la movilidad y otras libertades individuales como fórmula para contener la pandemia.

Eduardo de Castro considera que esta posibilidad dejaría a los territorios en una situación de cierta “indefensión” en tanto que les privaría de la herramienta jurídica necesaria para establecer medidas que afectan a derechos fundamentales. “El estado de alarma es una herramienta muy excepcional pero, como ha dicho el Consejo de Estado, tendremos que reformar algunas leyes para garantizar la legalidad de las medidas que se requieran”, ha explicado.

Para De Castro “está muy claro que necesitamos seguir contando con alguna herramienta para poder llevar a cabo restricciones si fuera necesario”, dejando claro que se tratan de medidas “que a nadie nos gusta tomar, pero que son imprescindibles para el control de la pandemia”. “Tenemos que evitar que haya algún rebrote y sólo se consigue reduciendo contagios, para lo que es obligatorio evitar contactos”, añade.

No obstante, el presidente de la Ciudad Autónoma resalta que esta toma de medidas “es prioritario compensarla con el aumento de la inmunidad a través de la vacunación, ya que sólo así podremos dejar cuanto antes las restricciones”.

El presidente defiende la necesidad de alguna herramienta jurídica para seguir haciendo frente a la pandemia, ya que se trata de derechos y libertades cuya regulación solo es posible a través de leyes orgánicas. De cualquier forma, De Castro advierte de que Melilla y Ceuta no tienen capacidad legislativa como ocurre en el caso de las comunidades autónomas.

 

Los comentarios están cerrados.