Infraestructuras y Urbanismo gestionará este año un presupuesto de 25,4 millones, un 2,4 % más que el año pasado

Rachid Bussian resalta que en la Dirección General de Vivienda y Urbanismo se vivirá un aumento del 50% en la partida para arrendamiento juvenil que alcanza los 370.000 euros. Además, se destina un millón de euros para las subvenciones urgentes de arrendamiento.

Para la rehabilitación de viviendas y locales habrá 2,3 millones. Este año estará la novedad de las subvenciones para la rehabilitación de edificios singulares de  uso  público  150.000 euros. El Gobierno destinará 700.000  euros para la segunda fase de rehabilitación de las fachadas de Averroes.

Para el área de Obras Públicas, se destaca las actuaciones destinadas a mejorar el acerado de la ciudad y su accesibilidad, para ello se potencia un plan especial de casi 1 millón sin contar otras actuaciones similares con cargo a otras partidas.

Existen partidas invariables, como son la conservación y reparación vías públicas que se lleva 900.000 euros,  el suministro eléctrico de la ciudad 4,9 millones de euros o la conservación del alumbrado público.

Por último, la Dirección General de Arquitectura tiene comprometido gran parte de su presupuesto en la nueva Jefatura de la Policía Local. Sin embargo, se destinará 1,2 millones para la demolición del acuartelamiento de Santiago y su posterior acondicionamiento.

En total, el capítulo de inversiones para Infraestructuras y Urbanismo queda fijado en 13,7 millones de euros.