El Gobierno trabaja en un nuevo pliego para la gestión del Centro de menores de la Purísima

La consejera de Hacienda explica por qué se niega a firmar la prórroga del contrato del servicio de gestión del Centro de la Purísima basándose en la complicada situación de los menores del recinto.

Dunia Almansouri resalta que el centro no está pensado para acoger a los cerca de 850 menores que en la actualidad tiene. Apunta la dirigente local que ahora hay un nuevo escenario en parte por la intención del Estado de rescatar las competencias de primera acogida de menores las dos primeras semanas. La consejera comenta que las actuales condiciones son distintas a las de la licitación y que por tanto, se trabaja en un nuevo pliego.

El Gobierno está a la espera de la respuesta de la Fiscalía del Menor al escrito que le ha remitido y manifiesta que antes del viernes se deberá tomar una postura al respecto. La responsable de Hacienda asegura que no firmará la prórroga a no ser que la ley le obligue y aclara a los trabajadores que sus puestos no peligran.

El actual contrato termina el 7 de enero aunque Almansouri indica que hay una figura llamada “acuerdo de continuidad de servicio” por la que no dejar de atender a estos menores.

El consejero del área de Menor, Mohamed Ahmed, remarca que hay informes que hablan de “catástrofe humanitaria” y que se ha frenado la prórroga para mejorar las actuales condiciones del centro.

Los dirigentes locales abren la opción a utilizar módulos prefabricados para actuar con la mayor rapidez posible.