Los pequeños de la casa se convierten en canteros por un día mientras conocen el patrimonio de Melilla

La actividad ha consistido en la fabricación de un sello y la construcción de un caleidoscopio

Sellos personalizados de los participantes

Museos Melilla, dentro de la Consejería de Cultura, ha organizado una jornada lúdico histórica para los peques de la casa. La actividad ha comenzado con una visita a los aljibes del Siglo XVI, que tenían la función de almacenar el agua de la ciudad, y al mismo tiempo observar las marcas de los canteros que construyeron este sistema. Ya con la lección aprendida tocaba ponerse manos a la obra y crear nuestro propio sello con manualidades. Una vez terminado había que decorar un caleidoscopio que después los jóvenes canteros se llevarían a casa.

Este domingo habrá un segundo grupo de niños, de entre 6 y 14 años, y ya está en marcha el taller dedicado a Halloween para el próximo fin de semana. Los interesados en participar deben en enviar un correo con los datos del niño y el día en el que quieren realizar la actividad a Museos@melilla.es Una actividad lúdica en la que además de aprender y divertirse lejos de las maquinistas, conocen el patrimonio de la Ciudad.