Un Plan Estratégico de Turismo para pasar de los 30.000 a los 300.000 turistas al año Este es el objetivo, a medio plazo, del viceconsejero de Turismo.

Jaime Bustillo recalca que Melilla ha sufrido los embates de la crisis económica que está dañando el futuro de la ciudad y por ello, quieren hacer del turismo una respuesta a esta situación.  El objetivo es poner en marcha un Plan Estratégico de Turismo que permita internacionalizar el mensaje turístico de la ciudad, industrializar los servicios turísticos, aumentar las opciones de acceso a Melilla y  abaratar los costes, transformar la ocupación hotelera (que está limitada a 870 plazas), trabajar en el mercado de los cruceros, entre otras acciones que permitan pasar de los actuales 30.000 turistas al año a 300.000

Bustillo ha señalado que además hay que contar con instrumentos que ayuden a estudiar mejor el turismo como el gasto medio por persona, su procedencia o si viajan por trabajo o por ocio, de esta forma, afirma, se podrán medir las políticas que se pongan en marcha.