Hassan Mohatar afirma que van a esclarecer y perseguir lo sucedido con los 41 borregos muertos que aparecieron en el cauce del Río de Oro

Ha anunciado que inspeccionarán todas las explotaciones ganaderas de la ciudad y que cerrarán, si es necesario, aquellas que no cumplan con la normativa vigente

Hassan Mohatar afirma que es “gravísimo” que aun no se haya redactado el informe sobre lo sucedido, después de haber pasado 10 días de los hechos y de tener perfectamente identificado al cebadero responsable. No quiere pensar Mohatar, que esto se deba a la relación familiar que existe entre el responsable de Sanidad Animal de la Ciudad y el veterinario de la explotación. Algo, que, de ser así, sería muy grave. Afirma que seguirá muy de cerca estos informes y que no le temblará el pulso a la hora de sancionar. Cabe recordar que una sanción de este tipo, contra la salud pública, podría alcanzar hasta los 100.000 euros.

Mohatar además ha anunciado que van a hacer un contundente seguimiento de las explotaciones ganaderas de la ciudad para comprobar que se esté cumpliendo la ley en toda su extensión, y de no ser así, no le temblará el pulso para cerrarlas si es necesario.