Cultura y Festejos

Fernando Arrabal recibe el homenaje de Melilla y su cultura

  • El antiguo Cine Nacional recibe desde hoy el nombre de Teatro Kursaal Fernando Arrabal y junto a su entrada se ha instalado la estatua de Arrabal que antes estaba en el Parque Hernández
  • Arrabal ha asegurado que "es el premio que yo más quería y el más inmerecido" y ha recordado como creció desde pequeño "rodeado de la modernidad" de Melilla


El jueves 25 de octubre de 2017 es un día histórico para la cultura melillense. Desde hoy su faro principal, el antiguo Cine Nacional, pasa a denominarse Teatro Kursaal Fernando Arrabal, rindiendo así homenaje al insigne dramaturgo, al prolífico creador que nació en Melilla el 11 de agosto de 1932 y que hoy ha regresado a su tierra para recibir un merecido tributo. 

En la fachada del teatro ya luce su nombre con letras doradas, frente a sus puertas el busto que realizó Mustafa Arruf también le recuerda y en el interior una placa conmemorativa registra el homenaje de este día.

Fernando Arrabal ha asegurado que "es el premio que yo más quería y el más inmerecido" y ha recordado como creció desde pequeño "rodeado de la modernidad" de Melilla. Ha tenido estas palabras después de visionar junto a decenas de melillenses un vídeo que rememora sus primeros años de vida en la ciudad, una primera etapa de formación, pero en la que también sufrió con la temprana pérdida de su padre.

El presidente de la Ciudad Autónoma ha remarcado la necesidad de este homenaje a "un genio universal que nunca ocultó su origen y que siempre lo buscó, que siempre presumió de Melilla". Ha insistido Juan José Imbroda que es "un justo reconocimiento a su figura" y le ha deseado mucha salud para que "aquel niño de la playa de San Lorenzo siga creando".

En términos similares se ha pronunciado la consejera de Cultura. Fadela Mohatar ha subrayado que Arrabal tuvo en Melilla "una vida feliz y atormentada", pero "siempre anclada" a Melilla. Y el gesto de hoy, el de dar su nombre al gran teatro local, es preciso para que Melilla "esté anclada" por siempre a su figura, la de un ilustre creador cuyas obras han sido traducidas a más de 50 lenguas.