Cultura y Festejos

El piano de Marc Heredia ameniza la tarde en el Teatro Kursaal

  • Ayer ofreció un ameno recital organizado por Amigos de la Música en colaboración con la Consejería de Cultura


Ser uno de los pianistas más prometedores del panorama nacional no es un halago que se gane fácilmente. Ayer Marc Heredia demostró que lo tiene merecido. Lo hizo con un magnífico recital en el Teatro Kursaal, organizado por Amigos de la Música en colaboración con la Consejería de Cultura.

Un centenar de personas tuvo la oportunidad ayer de acompañarlo y disfrutar de un pianista que comenzó a formarse a los tres años y que ha recibido clases de los mejores intérpretes nacionales e internacionales. Acostumbrado a giras por media Europa, o en salas del prestigio del Palau de la Música o el Auditorio Nacional, ayer hizo parada en Melilla para el disfrute de unos pocos.