Cultura y Festejos

Cultura pone en valor a Javier Lupiáñez, descubridor de la primera obra de Antonio Vivaldi

  • Este músico melillense, director del grupo Scaramuccia, encontró en la biblioteca dos sonatas anónimas que pertenecen al compositor veneciano


Javier Lupiáñez es un músico melillense, gran investigador de música barroca y director y violinista del grupo Scaramuccia. Hoy ha recibido el reconocimiento público de la Consejería de Cultura, pero desde hace tiempo cuenta con el respeto de los músicos clásicos de media Europa. Su mérito, haber descubierto la primera obra de Antonio Vivaldi.

Hoy se ha reunido con la consejera de Cultura para contar cómo fue su hallazgo e incluso se ha hablado de incluir a Melilla en la gira que está llevando a cabo con Scaramuccia. Luego ha contado a la prensa cómo localizó la primera partitura que se conoce firmada por el prestigioso compositor veneciano.

Lupiáñez en 2014 buscaba piezas anónimas en la biblioteca de Dresde y allí encontró dos sonatas y una cadencia que, al interpretarlas, le recordaron a Vivaldi. Tras más de un año de investigación el Instituto Vivaldiano y el Centro Internacional de Fuentes Musicales (IRSM) lo certificaron, eran de Antonio Lucio Vivaldi.

De manera que Javier Lupiáñez, un melillense, tiene el honor de haber encontrado la primera obra de Vivaldi, datada en torno al 1700, cuando se encontraba en su etapa estudiantil.