Ciudad y Consejos de gobierno

Una alegoría fantástica para un reloj único en el mundo

  • José María Sánchez reconoce que la antigüedad de Melilla le inspiró para hacer la escultura del dios Chronos

  • El topógrafo José Manuel Fernández destaca la singularidad del reloj solar de tipo ecuatorial y limbo esférico 


La glorieta de la Plaza Primero de Mayo luce desde ayer un reloj solar y una escultura del dios Chronos, firmada por el artista melillense José María Sánchez. Además de belleza, este conjunto escultórico es singular por la estructura del cronómetro y por la inspiración del escultor.

Sánchez asegura que el motivo de su obra es totalmente fantástico y que se ha inspirado en la antigüedad de la ciudad de Melilla.

Para poder realizar la obra han tenido que intervenir muchísimas personas, como el topógrafo José Manuel Fernández, que ha colaborado con la Universidad Politécnica de Madrid para definir la ubicación de la escultura y el tipo de reloj, único en el mundo al ser de tipo ecuatorial y limbo esférico.

Para interpretar las horas, recuerda este experto, hay que aplicar una variación de una hora en invierno y dos en verano, y sumarle a su vez siempre doce minutos por la situación de Melilla en el meridiano.

Para el presidente de la Ciudad Autónoma esta alegoría del tiempo y la libertad es una obra de la que se deben sentir orgullosos los melillenses, la firma un artista local, y entiende que da prestancia a la zona y es un síntoma más de una ciudad cultural.