Fomento, Juventud y Deporte (DESUSO)

El Puente de Triana se abre de nuevo este lunes tras tres meses de obras

  • La empresa Isolux Corsán ha sido la encargada de realizar los trabajos con un presupuesto de 184.731,69 euros

  • La Consejería de Fomento decidió actuar para reparar los daños de la estructura, con avanzadas muestras de corrosión


El Puente General Marina, conocido popularmente como Puente de Triana, volverá a abrir al tráfico este lunes tras tres meses de obras para solucionar sus problemas estructurales.

La Consejería de Fomento, una vez que se analizaron los daños que sufría la estructura, consideró que debía reparar el puente con prontitud, ya que a medio plazo podrían haber causado la ruina de la misma. En efecto, los fenómenos de corrosión estaban muy avanzados en algunas de las vigas principales, con pérdida de parte de la resistencia por algún descuelgue de barras longitudinales. Apuntan los técnicos que si se hubiera apurado hasta el agotamiento de la estructura, habría que haber reconstruido el puente, lo que supondría una inversión aproximada de dos millones de euros, muy superior a la destinada a esta actuación, que ha sido de 184.731,69 euros. Hay que recordar, además, que el presupuesto de licitación rondaba los 300.000 euros.

Dentro del proyecto se han ejecutado una serie de operaciones destinadas a reparar la estructura para recuperar secciones, impedir que avance el deterioro de la misma y dotarla de una mayor vida útil. Por ejemplo, se ha renovado la impermeabilización del tablero.

Tras el reasfaltado del firme, se procedió al montaje de juntas de dilatación de neopreno armado en los estribos. De esta manera se ha dotado de estanqueidad ante las filtraciones de agua por esta zona y se absorben los pequeños movimientos de la estructura.

También se ha reparado el hormigón deteriorado, y se ha reparado y protegido de pilas y estribos. Además se ha efectuado un refuerzo con fibra de carbono.

Para asegurar el comportamiento mecánico de las fibras de carbono, y por tanto de la solución técnica proyectada, ha sido necesario que sean instaladas sin cargas de tráfico de modo que, una vez aplicados los esfuerzos correspondientes a dicho tráfico, entren en carga optimizando de este modo su comportamiento. Es por ello, por lo que durante todo el plazo de ejecución de la obra, tres meses, no se ha permitido el tráfico rodado por el puente.